ALLOY 825

El Alloy 825 es una aleación de níquel-cromo-hierro destacada por su resistencia a la corrosión en una variedad de ambientes químicos y físicos. Su versatilidad y durabilidad lo hacen ideal para aplicaciones en industrias que enfrentan condiciones corrosivas desafiantes.

Formas

Barra cuadrada

Barra redonda

Tubo

chapa

Composición Química

Esta aleación es una combinación de níquel, cromo y hierro con adiciones significativas de molibdeno y cobre. Esta composición le otorga una resistencia mejorada a la corrosión, especialmente en ambientes reductores y oxidantes. También contiene titanio, lo que mejora su estabilidad y resistencia a la corrosión intergranular.

Propiedades Mecánicas

Posee una buena resistencia mecánica y es particularmente resistente a la oxidación y a la corrosión. Mantiene su fortaleza y ductilidad en un amplio rango de temperaturas, incluyendo condiciones criogénicas.

Aplicaciones

Utilizado en una variedad de industrias donde se requiere resistencia a la corrosión, como en la industria química y petroquímica, en equipos de procesamiento de ácidos, en la industria del petróleo y gas, y en sistemas de tuberías que transportan sustancias corrosivas. También se usa en ambientes marinos y en aplicaciones de energía nuclear.

Tratamiento Térmico

Generalmente se suministra en un estado recocido. Este estado proporciona el equilibrio óptimo entre ductilidad, resistencia a la corrosión y resistencia mecánica.

Resistencia a la Corrosión

Exhibe una resistencia excepcional a una amplia gama de ambientes corrosivos, incluyendo ácidos como el ácido sulfúrico y ácido fosfórico, cloruros, soluciones alcalinas y entornos marinos. Es particularmente resistente a la corrosión por picadura y grietas.

Tabla Composición Química

C%Mn%P%S%SI%Ni%Cr%Mo%V%Nb%N%Al%Ti%Zr%Cu%B%
<0,025<1,00<0,015<0,5038-4619,5-23,52,5-3,5<0,200,6-1,21,5-3

Equivalencias

W-nr.UNS
2.4858N08825